Filosofía y valores

Sabemos que tener una dentición bien alineada no asegura la felicidad de una persona, pero ayuda enormemente a sentirse mejor con uno mismo y a ganar seguridad y autoestima.

Por eso trabajamos para ofrecer grandes resultados a nuestros pacientes, sorprendentes en muchos casos. Pedimos confianza, y paciencia y compromiso.  La ortodoncia proporciona sonrisas reales y la mejor versión de ti mismo.

Ser felices para trabajar felices

Nos gusta nuestro trabajo. Nos apasiona. Pero hay otras muchas cosas que nos gustan en esta vida: hacer deporte, pasar tiempo con nuestras familias, salir al cine o estudiar un poco más. Nos gusta ser felices y trabajar felices. Sabemos que solo así podemos contribuir a la felicidad de nuestros pacientes.

Apostamos por la conciliación

Nuestro equipo está formado por grandes profesionales que son mejores personas. Con ilusiones y con una vida que equilibra su desarrollo personal y profesional.

Por eso organizamos nuestros horarios de modo que nos permitan dar el mejor servicio a las familias que acuden a nuestra clínica, pero también para que cada miembro de este equipo pueda disfrutar de su gente y pueda crecer personalmente.

También trabajamos de forma continuada para asegurar el mejor ambiente en la clínica. Para sentirnos mejor y para trasladar ese buen clima a nuestros pacientes.

cayetana-manglano-dentistas-valencia

Nuestra contribución al planeta y a la sociedad

Somos conscientes de que nuestra clínica es una pequeña gota en el océano, pero queremos que nuestro día a día contribuya a lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Nuestra clínica, que se ha trasladado recientemente, ha sido dotada con los equipos de iluminación y de climatización más eficientes, buscando limitar las emisiones de CO2. Aunque nuestro esfuerzo diario, que ya se ha convertido en una rutina para cada miembro del equipo, se concentra en la separación de residuos, que en nuestra actividad es especialmente compleja.

También queremos hacer nuestra propia aportación a la sociedad y devolver una pequeña parte de lo que ella nos da. Por eso atendemos a pacientes en situación de vulnerabilidad a través de entidades que atienden a personas con Parálisis Cerebral o con síndromes Phelan McDermid o Von Hippel Lindau. También apoyamos a deportistas de élite.