CY

Todo el personal de la clínica Cayetana Manglano ha recibido la primera dosis de la vacuna contra la Covid-19 pero todavía debemos mantener las medidas de seguridad.

¿La vacunación previene completamente la infección?

La respuesta corta es que no. Aún puedes infectarte después de haber sido vacunado, pero las posibilidades de enfermar gravemente son muy bajas.

Las vacunas no funcionan como un escudo, impidiendo que un virus infecte las células por completo, una persona que se ha vacunado está protegida contra la enfermedad, pero no necesariamente contra las infecciones.

Por otra parte, el sistema inmunológico de cada persona es diferente, por lo que cuando una vacuna tiene una efectividad del 95%, significa que el 95% de las personas que reciben la vacuna, no enfermarán.

Estas personas podrían estar completamente protegidas de la infección, o podrían estar infectadas, pero pueden ser asintomáticas porque su sistema inmunológico elimina el virus muy rápidamente. El 5% restante de las personas vacunadas, si se exponen al virus, podrían infectarse y enfermar, aunque es muy poco probable que sean hospitalizadas.

La vacunación no evita al 100% que se infecte una persona, pero en todos los casos le da a su sistema inmunológico una gran ventaja sobre el coronavirus. Cualquiera que sea el resultado, ya sea una protección completa contra la infección o un menor peligro de sufrir la enfermedad con mayor intensidad, la vacunación es siempre la solución correcta.

¿Hay que seguir usando mascarilla tras la vacunación?

La transmisión ocurre cuando suficientes partículas virales de una persona infectada ingresan al cuerpo de una persona no infectada. En teoría, cualquier persona infectada con el coronavirus podría transmitirlo. Pero una persona vacunada reduce la posibilidad de que esto suceda, aunque no de forma definitiva.

En general, la vacunación no previene por completo la infección, pero reduce significativamente la cantidad de virus que salen de la nariz y la boca y acorta el tiempo en que se elimina el virus.

Una reciente investigación israelí, Israel es uno de los países que mayor porcentaje de población han vacunado, ha comprobado que, en la mayoría de los casos de personas vacunadas infectadas por coronavirus, tenían una cuarta parte de la cantidad de virus en sus cuerpos que las personas no vacunadas, a las que se les hizo la prueba en momentos similares después de la infección.

Menos virus significa menos posibilidades de propagarlo y si la cantidad de virus en nuestro cuerpo es lo suficientemente baja, la probabilidad de transmitirlo puede llegar a casi cero. Sin embargo, los investigadores aún no saben dónde está ese límite para el coronavirus, y dado que las vacunas no brindan una protección del 100% contra la infección, se recomiendan que las personas continúen usando máscaras y distancia social incluso después de que han sido vacunadas.