CY

En esta última década la ortodoncia ha dado un giro que para muchos ha sido inesperado, para muy pocos predecible y para la mayoría simplemente, han tenido que correr atrás de tanta aparente tecnología.

¿Y es que cuando alguien pensó que un ortodoncista podría estar trabajando desde un ordenador? Enviando información a un software en la nube con sede en otro continente y que una maquina ubicada en otro país diferente imprimiría en plástico una serie de férulas inspiradas en cotas cartográficas, para finalmente ser enviadas por avión a nuestras clínicas y así iniciar el tratamiento de nuestros pacientes.

Estee proceso muchas veces nos toma tan solo una semana si el caso es urgente, si lleva su curso normal en máximo tres semanas ya está listo, parece casi milagroso todo el proceso, y más aún cuando el paciente finaliza el tratamiento en un promedio de dos años y ve los resultados obtenidos, muchos dicen: “EL INVISALIGN ES UNA MARAVILLA” a veces desconociendo que es una marca comercial y que hay muchas otras marcas de alineadores que utilizamos.

Un viaje al planeta Marte llevaría aproximadamente 450 días de ida y vuelta desde la tierra, hasta ahora ningún humano ha podido llegar, principalmente por el hecho de ser humanos, ¿y qué hacer con nuestra musculatura con tantos días sin gravedad?

Hay múltiples factores psicológicos, entre otras cosas. Pero si hacemos el ejercicio mental de ser por un instante científicos aeroespaciales nos daremos cuenta que en ese viaje de casi dos años, un pequeñísimo desvío en nuestra hoja de ruta bastaría para que nuestra nave no llegue a su destino, y peor aún, nuestros astronautas quedarían a la deriva en el espacio sin posibilidad ninguna de volver.

Cuando nos sentamos en el ordenador a planificar tratamientos, somos un poco científicos aeroespaciales planificando la ruta de esa nave a Marte, y los astronautas son nuestros pacientes, a los cuales debemos garantizar que lleguen a feliz destino ida y vuelta, para ello tenemos que controlar muchos factores, físicos (física de newton), biológicos, margen de error de las máquinas, combinarlos con experiencias pasadas y anticiparnos a posibles problemas, en fin lo que podríamos llamar la optimización de conocimientos profesionales.

¿Los alineadores son realmente una maravilla? Los alineadores son el cohete donde van los astronautas, nuestros pacientes, los científicos aeroespaciales están representado por nuestro equipo de ortodoncistas, higienistas y auxiliares, así que podemos decir que los alineadores funcionan realmente bien si y solamente si el equipo es TOP, en Cayetana Manglano somos la NASA de la Ortodoncia.