CY

Una pregunta muy frecuente en la consulta es ¿con qué aparato va a ir más rápido mi tratamiento? Existen muchos factores que afectan la duración de un tratamiento cómo lo son la complejidad de la maloclusión, la calidad del hueso del paciente, el nivel óseo del paciente, la edad del paciente, una correcta planificación del tratamiento por parte del profesional, la colaboración del paciente en el uso de elásticos, mantener una correcta higiene bucal, entre otros.

Desde un punto de vista general, actualmente no existen filosofías y/o sistemas de ortodoncia que con estudios científicos hayan demostrado ser significativamente más rápidos que otras.

Algunas filosofías aseguran reducir el tiempo de tratamiento en un promedio de 3 meses en comparación con otras filosofías.

La reducción del tiempo del tratamiento de ortodoncia depende  más del profesional que realiza el tratamiento y, por supuesto, de la maloclusión concreta de cada paciente. Un tratamiento de ortodoncia no se puede acelerar mas allá de los límites biológicos que nos ofrecen los tejidos que rodean y soportan los dientes, pues trabajamos sobre tejido celular y óseo cuyo ritmo de remodelado suele ser 1 mm aproximadamente por mes.

Esta ritmo es independiente de la marca de bracket o alineador que se utilice y  varía en función de la edad, el tipo de movimiento a realizar, el metabolismo celular, el estado de salud general del paciente, entre otros. En promedio, un tratamiento de ortodoncia tiene un tiempo de duración de 18 a 24 meses, por supuesto cada caso es particular.

La única manera de despejar esta duda es acudiendo a una primera visita a la clínica de ortodoncia donde, tras una evaluación exhaustiva (fotos, radiografías, diagnóstico médico…) serán capaces de recomendarte el sistema de ortodoncia que mejor se ajuste a ti y nunca dejar de recordar que DEL APURO SÓLO QUEDA EL CANSANCIO.