CY

La sonrisa es una tarjeta de presentación que delata a las personas tanto a nivel de higiene, como de salud. Por eso, nos preocupamos por prestarle atención y mantener una higiene bucal adecuada. Sin embargo, hay veces que seguimos prácticas que otros nos recomiendan sin consultar antes con un profesional. Querer tener unos dientes más blancos puede ser uno de los motivos, pero no podemos olvidar que debemos hablar primero con nuestro dentista de confianza para que nos asesore. Hoy desde nuestra clínica de ortodoncia en Valencia queremos contarte la verdad sobre una de estas prácticas: empleo de bicarbonato de sodio para los dientes.

¿Bicarbonato de sodio para unos dientes más blancos?

  • El aspecto y estado general de nuestra sonrisa depende única y exclusivamente de cada persona, de la atención que se le preste de forma diaria y de la visita regular que se haga al odontólogo, para que examine cada detalle.
  • En este empeño por tener una sonrisa espectacular, pueden surgir pequeñas trampas que atentan contra la salud bucal por completo. El mito más clásico que sale a relucir es que el bicarbonato de sodio es un excelente aliado para blanquear los dientes. Pero nada más lejos de la realidad.
  • El bicarbonato de sodio actúa sobre las piezas dentales como un ente corrosivo, que destruye la película que recubre cada diente para protegerlo. Su acción con el tiempo se hace irreversible y abre las puertas a diferentes dificultades en la salud bucal.
  • Además de estos efectos negativos, es posible que el uso excesivo afecte a las encías, haciéndolas más sensibles y propensas a infecciones. Incluso, cuando la persona se aplica este tratamiento para blanquear su dentadura es posible que esta parte de la boca sangre y tenga sensibilidad por varios días.
  • Este elemento se puede encontrar dentro de las fórmulas de las pastas de dientes. Por lo tanto, te recomendamos revisar la composición de la tuya y adquirir la que tenga la menor cantidad de bicarbonato de sodio. De esta manera, tu salud bucal no se verá afectada por el uso prolongado de este ingrediente.
  • Si una persona ha utilizado este método durante mucho tiempo para alcanzar una sonrisa brillante, es recomendable dejar su uso y hablar abiertamente con su odontólogo para que evalúe cómo están los dientes y el tratamiento a seguir a partir de ese momento.

La sonrisa es una tarjeta de presentación que delata a las personas tanto a nivel de higiene, como de salud.