Bicarbonato de sodio para los dientes: ¿aliado o enemigo? - Cayetana Manglano